¿Qué es? y ¿ Qué no es?

Objetivos del Movimiento Cristiano de Personas con Discapacidad “Esperanza Nuestra”

  1. Promover el desarrollo integral de las personas con discapacidad, en especial de escasos recursos, entendiendo por desarrollo integral, el crecimiento de toda la persona del discapacitado, como hombre y como cristiano, para que se integre a su patria como ciudadano útil, con los mismos derechos y deberes; y a su Iglesia, como miembro vivo que valoriza su vida, natural y sobrenaturalmente, para su bien y el bien de la iglesia. Hablamos de discapacitados que sean apóstoles en su mundo, tanto en lo cristiano como en lo social.
  2. Abarcar a todos los discapacitados, sin ninguna discriminación, basándose en las enseñanzas de Cristo, tratando de conseguir el crecimiento personal, mediante la asimilación de las cruces que cada uno lleva, en forma positiva y optimista.
  3. Fomentar una gran unión personal y comunitaria entre enfermos, discapacitados, voluntarios, amigos y colaboradores.

Objetivos Específicos:

  • Lograr que las personas discapacitadas asuman un rol protagónico dentro de la sociedad,        siendo “sujetos de su propia acción y no objetos de la caridad de los sanos”
  • Promover un apostolado del discapacitado por el discapacitado.
  • Lograr que el discapacitado descubra el verdadero sentido del dolor, como una continuación de la pasión de cristo.
  • Promover la solidaridad entre los integrantes del Movimiento y hacia el resto de la comunidad.
  • A través de la unidad, luchar por una real integración de las personas discapacitadas en los distintos ámbitos de la sociedad, tales como el mundo laboral, la recreación, la educación, etc.
  • Motivar a personas no discapacitadas a integrarse al Movimiento y prestar un servicio como voluntarios, cultivando la amistad mutua.

Medios para lograr los objetivos:

  • Formación de grupos de personas discapacitadas.
  • Realización de Retiros Espirituales, Jornadas Encuentros, etc.
  • Preparación de Líderes o Responsables.
  • Encuentros masivos de celebración de aniversarios, vacaciones comunes, etc., en donde las personas puedan conocerse e ir establecidos mejores relaciones interpersonales.
  • Celebración de la Eucaristía.
  • Visitas a los diferentes Grupos del Movimiento y a personas individuales.
  • Ayuda material a quienes más lo necesitan.
  • Formación del Voluntariado a través de Encuentros y Jornadas.
  • Realización de actividades para recaudar dinero que permita lograr los objetivos del Movimiento.
  • Profundización permanente de la espiritualidad del Movimiento.
  • Difusión de los ideales y enseñanzas de nuestro fundador, el Padre Aldo Giachi B., s.j.