Colaboradores

Para nuestra Fundación, que es una institución de beneficencia, de derecho privado y sin fines de lucro, es muy importante y necesaria.  Para nuestra Fundación, que es una institución de beneficencia, de derecho privado y sin fines de lucro, es muy importante y necesario contar con el apoyo y ayuda de personas, empresas u otras instituciones, que nos permita desarrollar, de la mejor forma posible, nuestra labor en beneficio de las personas discapacitadas de más escasos recursos de nuestro país.

Desde la creación de esta obra, llamada “Esperanza Nuestra”, los colaboradores han sido un pilar fundamental. Con su apoyo constante fue posible levantar el Centro “Esperanza Nuestra”, el que ha podido acoger a tantas personas discapacitadas, haciéndoles recuperar la esperanza en medio de las muchas dificultades que deben enfrentar.

Sin los Colaboradores, sería imposible continuar con nuestra misión, considerando que somos la única institución del país que se preocupa en brindar, a personas con discapacidad, adultas y de escasos recursos económicos, una posibilidad de rehabilitación integral y apoyo para la reinserción en la sociedad.

El HOGAR DE CRISTO es nuestro principal colaborador, permitiéndonos financiar, mensualmente, el ochenta por ciento de todas las necesidades de la institución.

Por otro lado, la MUNICIPALIDAD DE MAIPÚ nos apoya con un proyecto anual, el que nos permite costear los materiales para los Talleres Ergoterapéuticos, los honorarios de dos Monitores para estos talleres y los honorarios de una Sicóloga.

ario contar con el apoyo y ayuda de personas, empresas u otras instituciones, que nos permita desarrollar, de la mejor forma posible, nuestra labor en beneficio de las personas discapacitadas de más escasos recursos de nuestro país.

Desde la creación de esta obra, llamada “Esperanza Nuestra”, los colaboradores han sido un pilar fundamental. Con su apoyo constante fue posible levantar el Centro “Esperanza Nuestra”, el que ha podido acoger a tantas personas discapacitadas, haciéndoles recuperar la esperanza en medio de las muchas dificultades que deben enfrentar.

Sin los Colaboradores, sería imposible continuar con nuestra misión, considerando que somos la única institución del país que se preocupa en brindar, a personas con discapacidad, adultas y de escasos recursos económicos, una posibilidad de rehabilitación integral y apoyo para la reinserción en la sociedad.

El HOGAR DE CRISTO es nuestro principal colaborador, permitiéndonos financiar, mensualmente, el ochenta por ciento de todas las necesidades de la institución.

Por otro lado, la MUNICIPALIDAD DE MAIPÚ nos apoya con un proyecto anual, el que nos permite costear los materiales para los Talleres Ergoterapéuticos, los honorarios de dos Monitores para estos talleres y los honorarios de una Sicóloga.